Ignacio de la Torre y Mier


(Ciudad de México 25 de julio de 1866-Nueva York 1º de abril 1918 )

Hacendado azucarero y político mexicano, perteneciente a la aristocracia porfiriana, su nombre esta relacionado al baile de los 41 uno de los episodios que forman parte de la historia de las homosexualidades en México. La familia De la Torre y Mier, llegó a ser una de las fortunas más importantes en el mundo, tal fue el caso que una de las hermanas de Ignacio; Susana, casó con el conde Maxcene de Polignac, bisabuelos de Reinero III de Mónaco.

Yerno de Don Porfirio Díaz, casado con su hija: Amada Díaz, se le relaciona sexual y sentimentalmente con Emiliano Zapata, de quién fue patrón y protector.

Educado en internados ingleses, Ignacio era un exitoso empresario, y un consumado sportman, que lo mismo triunfaba en equitación, que en carrera de automóviles, e incluso por cuestiones de beneficiencia jugaba al criquet, con conocidos suyos tales como Antonio Adalid Pradel.

Envuelto en el asesinato de Madero y Pino Suarez, estuvo algún tiempo recluido en Lecumberri hasta que Zapata lo llevó a Morelos. Ignacio de la Torre escapó del ejercito zapatista y huyó a Nueva York donde murió durante una intervención quirúrgica. Su tumba que solo lleva su nombre y fecha de deceso, se encuentra en cementerio de la Iglesia de la Santísima Trinidad entre las calles de Brodway y Wall Street.

3 pensamientos en “Ignacio de la Torre y Mier

  1. Si bien el sujeto en cuestión participó de la célebre fiesta de los 41 maricones de la calle de La Paz realizada el 20 de noviembre (hay algunas fuentes que dicen que fue el 17) de 1901, según la histórica constancia que de ello deja el magnífico grabado de José Guadalupe Posada, huyó y escapó vergonzosamente por influencias presidenciables. Luego entonces ¿Su cobardía y frivolidad le merecen un lugar en este o en cualquier obituario???
    http://tinyurl.com/knzzocv

    • Lamento contradecirte pero nunca participó en el baile de los 41. Eso es solo un lamentable rumor.
      Por otro lado creo que en la comunidad LGBTTTI hay todo tipo de personas, y todas merecen mencionarse, aun si son héroes o villanos, el rescate de la memoria no puede dedicarse solo a lo que nos gusta, a lo “ejemplar”, a lo bueno o con un fin de martirio….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *