Ramón Del Río Quintanilla

"Ramón Del Río Quintanilla30 de Noviembre de 1978 - 5 de Noviembre de 2012Fue un humano muy noble, su niñez nunca la abandono, y esa inocencia lo acompaño hasta su muerte, mucha gente quiso aprovecharse de tal inocencia, pero Dios nunca permitió que eso pasara. Gran artista gráfico, teniendo una pequeña colección de pinturas y su ultimo trabajo, las ilustraciones de la Saga Heled de su hermana. Gran ser humano, amante de los animales, gran hermano que siempre protegió a los suyos y amo a su familia, gran hijo que demostró que nunca habrá algo imposible si se desea. Siempre amado y nunca olvidado.Texto de su hermano, escrito especialmente para este Obituario, recordando a nuestro gran amigo."

 

30 de Noviembre de 1978 – 5 de Noviembre de 2012
Fue un humano muy noble, su niñez nunca la abandono, y esa inocencia lo acompaño hasta su muerte, mucha gente quiso aprovecharse de tal inocencia, pero Dios nunca permitió que eso pasara. Gran artista gráfico, teniendo una pequeña colección de pinturas y su ultimo trabajo, las ilustraciones de la Saga Heled de su hermana. Gran ser humano, amante de los animales, gran hermano que siempre protegió a los suyos y amo a su familia, gran hijo que demostró que nunca habrá algo imposible si se desea. Siempre amado y nunca olvidado.

Texto de su hermano, escrito especialmente para este Obituario, recordando a nuestro gran amigo.

 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría por HILACHA VOLADORA. Guarda el enlace permanente.

Acerca de HILACHA VOLADORA

HILACHA VOLADORA Programa radiofónico que ha funcionado como el principal canal de comunicación de la asociación APOYO MUTUO ENTRE FAMILIAS DIVERSAS, AC, especializándose en Educación Sexual, Derechos Humanos, Equidad de Género y Diversidad Sexual. Se transmite todos los miércoles a las 9 de la noche (hora de México) por el 88.5 de FM y por Internet, www.uaslp.mx. Por el momento, no hay podcast, sólo puede escucharse en vivo

Un pensamiento en “Ramón Del Río Quintanilla

  1. Buenas noches,

    Me parece grosero, de parte de alguien que se auto-identifica como activista, que use expresiones tales como «preferencias sexuales diferentes» (¿acaso no tenemos todos, tengamos deseos hacia personas del mismo sexo o hacia otro sexo, «preferencias sexuales diferentes»?), en vez de expresar que la víctima era travesti, o de evitar mencionar – en este caso – que el victimario TAMBIÉN tenía «preferencias sexuales diferentes» ya que mantenía relaciones sexo-afectivas con la víctima hasta que le robó a él o a su madre pertenencias; o de hacer uso, tal una nota de prensa amarrillista, de palabras tales como «reconocer» (antepuesto al identificador de la identidad de género de la víctima), como si ser travesti o transexual fuera un crimen que tuvieramos que «aceptar» o confesar ante la autoridad. Pese al trabajo de investigación y de búsqueda de información que está Usted realizando, lo enloda todo el modo en que luego transcribe o copia lo encontrado. Merece la pena que se atarde un poco más en las molestias que les causa a los muertos al divulgar sin pensar ni analizar, sus vidas privadas y sentimentales…como si le pertenenciera a Usted ese pasado…para muchos, pese a su orientación sexual – y tal y como se comprueba en su blog – poco glorioso.
    Por último, me apena quedarme con estos detalles, pero he de «reconocer» que le falta un corrector de estilo y de ortografía para que su corta-pegue de notas de terceros sea totalmente legible. ¡Que pena que un gran activista como Usted pueda expresar…lo mismo que el más homófobo de los redactores anónimos que pululan en la prensa presente en la globosfera! Seguro, harán sus memorias al mismo modo que ha «escrito» Usted las de muchos de los sujetos evocados en sus páginas: con la punta del pie y a toda prisa. Los muertos necesitan de mayor respeto y justicia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *